La Imaginación es más Importante que el Conocimiento

Buen día, agradezco tu interés en este programa de podcast: Desactiva tu Ansiedad y en este episodio te hablaré del papel que juega la imaginación en el tema de la ansiedad.

Albert Einstein pronunció la frase “La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado y la imaginación circunda el mundo”.

Esta es una idea valiosa en el tema de los problemas de ansiedad, pues un factor relevante en su mantenimiento o superación es la manera en que se dirige la imaginación.

Lo primero que te recomiendo para que tomes el control de tu imaginación y de los efectos que esta tiene en tu vida interna, es aprender a distinguir lo subjetivo de lo objetivo, lo que imaginas de lo que sabes.

Confundir lo que imaginas con lo que sabes, es una de las raíces de los sobresaltos innecesarios que acompañan a los problemas de ansiedad. La preocupación o angustia anticipatoria, suele estar alimentada por el ejercicio de una imaginación atemorizante que viene acompañada de la sensación de que es una realidad inevitable.

La anticipación imaginaria de experiencias futuras dolorosas o amenazantes, es capaz de activar el mecanismo de la ansiedad inoportunamente, con todos sus desagradables síntomas.

Las creencias pesimistas predominantes en la mentalidad de quien padece por causa de la ansiedad, pueden ser la inspiración de estas fantasías tormentosas, y con creencias pesimistas me refiero a creencias del estilo del refrán “piensa mal y acertarás”.

Pero, ¿Por qué estas estas producciones de la imaginación negativa le parecen ciertas a quien sufre ansiedad, mientras que las visualizaciones positivas le parecen falsas? ¿A qué se debe esta diferencia en la manera de juzgar la imaginación negativa y la imaginación positiva? Es probable que esto ocurra por la tendencia de las personas a mantener la coherencia entre lo que han pensado en el pasado, con lo que piensan en el presente y con lo que creen que pensarán en el futuro.

Por coherencia pareciera que los hábitos suelen validar más lo negativo que lo positivo, si llevas tiempo practicando una imaginación negativa o pensamientos pesimistas, puede ser que eso haga parecer la imaginación negativa o pesimista, como más real, es por costumbre, es por hábito.

Otra posible razón que puede darle realismo a las visualizaciones negativas o a la imaginación negativa en general, es que se asocia a experiencias reales o recurrentes que pueden añadirle un halo de objetividad que las hace lucir como indudables.

En ocasiones no es pura imaginación negativa, sino que a veces viene acompañada de cosas más concretas, más reales, más objetivas.

Mi sugerencia en este tema es que tomes consciencia de que tanto la imaginación negativa como la imaginación positiva son solo suposiciones, son fantasías que independiente de tono emocional de su contenido tienen el mismo peso y el mismo nivel de subjetividad.

Y aunque ambos tipos de fantasías sean igual de subjetivas, las consecuencias emocionales de ejercitar fantasías negativas o fantasías positivas si son completamente diferentes, pues producen reacciones físicas y emocionales que pueden ir del extremo del pánico al extremo de la tranquilidad.

Así que te invito a reconocer que aunque lo negativo parezca más real, es al menos igual de fantasioso que lo positivo que imaginas. Y te sugiero enfócarte más en decidir imaginar aquello que concuerde más con cómo te quieres sentir, que seguramente es de suponer y visualizar que te irá bien.

Finalmente ya que elijas imaginar que estarás bien, esfuérzate por sentirlo como un hecho, piensa, actúa y habla como si eso fuera una certeza, como si fuera un hecho, como si fuera inevitable.

Te agradezco mucho tu atención y espero que sigas escuchando los siguientes episodios de este programa, desactiva tu ansiedad, ¡Hasta la próxima!

image

image